San Miguel nos dice:

lunes, 31 de mayo de 2010

Carta del Superior Regional, R.P. Gustavo Agin en el día de San Miguel Garicoïts

F.V.D.


BOM ANIVERSARIO!!

¡¡Feliz día!! 14-mayo-2010


Muito amados padres e irmãos:
("cybers" e aos "não cybers"> comunicar por favor...)

Queridos padres y hermanos religiosos>
(Informáticos comunicar a los no informáticos por favor...)


Betharramitas de la Región:

En este día especial para nuestra familia, los saludo cordialmente en el Señor, después de haber celebrado como cierre de este año sacerdotal, la Eucaristía en la Casa Madre, a los pies de las reliquias del Padre Fundador.

Sabemos cuánto San Miguel Garicoïts amaba su vocación y cómo la honró con su santa vida, consagrada totalmente a hacer la Voluntad de Dios, sin reserva, sin demora, sin volverse atrás, más por amor que por cualquier otro motivo.

Hoy, ofreciéndome junto con todos ustedes, he orado para que en este año 2010 no perdamos de vista las fuentes de ese Amor Magnífico, en las que estamos llamados a beber con Sed de Justicia y paz, para hacer más presente el Reino y apurar la llegada del Señor con nuestra entrega fiel al servicio de los más pobres.

Que cada uno de nosotros pueda hacerse prójimo del que sufre, el olvidado, el rechazado, el excluido, el que anda solo... Empezando por nuestros hermanos en la fe y siguiendo por todo hombre o mujer que sienta necesidad del consuelo del Dios-Amor en su vida.

Vivimos un tiempo de conversión para toda la Iglesia, como podemos percibir cada día. Un momento propicio para resucitar una vez más con Cristo en la historia, conforme a la Gracia que El nos ha dado.
Construyamos juntos, entonces, un futuro para Betharram en América Latina desde el propio testimonio. Tratando de vivir en comunión tal cual lo quería San Miguel Garicoïts de nosotros. Ése era uno de sus mayores anhelos.

Se cumplirá si, superando parcialidades que no conducen sino a un individualismo propio de la época -incapaz de hacernos felices-, nos lanzamos decididamente hacia adelante en obediencia filial a la Palabra, a los llamados de los hombres y mujeres que construyen la Iglesia, verdadero misterio de comunión misionera.

Por último, me uno de corazón a todos ustedes que cada día se suman a esa Misión de la Iglesia, al servicio de la Vida verdadera, con el mismo fervor que colmaba de dicha a nuestro bueno y venerado Fundador. Cada uno desde su posición.

Junto al P. Etchecopar invoquemos la protección de María, dócil servidora del Espíritu, en especial para dejarse conducir por la fe en él y presentarnos a Cristo Liberador.

Un abrazo de "hermano y amigo" en el Señor:

P. Gustavo scj
Betharram - France

No hay comentarios.:

Publicar un comentario