San Miguel nos dice:

martes, 22 de diciembre de 2015

Traspaso de mando al nuevo Superior para el periodo 2016-2017

Este sabado 19 de Diciembre se llevó a cabo un emotivo acto en el cual se realizo el traspaso de mando en el Grupo FVD, contamos con la participación de los miembros y familiares, además del P. Gustavo Agin y el P. Raul Villalba.
El Superior Saliente, Bernard Balansa, realizando un balance y
brindando sus ultimas exhortaciones a los miembros de FVD

Traspaso de Vela, símbolo de la luz de la fe en Cristo,
del Superior saliente (Bernard Balansa, izq.) al Superior entrante (Rodolfo Sánchez, der.)

Juramento del nuevo Superior, Rodolfo Sánchez, miembro de la Comunidad de Pioneros de FVD

Primer discurso del Nuevo Superior,
el cual transcribimos a continuación:
Asunción, 19 de diciembre de 2015.-


Queridos hermanos Betharramitas, 
familiares y amigos presentes:

Como decía San Miguel "Señor, que nuestras oraciones y acciones comiencen en Ti y que terminen en Ti", o como decía San Ignacio, nuestro primo hermano, en sus Ejercicios Espirituales,  "Señor Jesús, que todas mi acciones, intenciones y operaciones se ordenen siempre para mayor Gloria tuya." Amén.-

Sean todos ustedes muy bienvenidos, les agradezco su presencia y acompañamiento en este día tan importante para el Grupo F.V.D. y para mi.-

El Grupo F.V.D., hoy da un nuevo paso, uno más, sumado a los varios que ha dado a lo largo de estos 12 años de vida. No es un paso menor, es un paso de la mano de Dios y con destino fijo, al cumplimiento de su voluntad. Nuestro Dios camina a nuestro lado, vive, dirige, ama, perdona, obra y no se cansa, por lo que debemos prestar atención constantemente a sus indicaciones, discernir y saber aprovechar los vientos del Espíritu Santo que soplan para dirigir su obra, tener siempre presente que la Gloria es para Él y que nosotros somos simplemente siervos inútiles.-

Dice San Miguel, en su Docrina Espiritual, -¿Se necesita un superior en cada comunidad? - Claro que sí. Pues, ¿qué es una comunidad? Reunión de personas que viven juntas y que profesan observancia de una regla única y un mismo modelo de perfección. Se necesita a la cabeza a alguien para presentar con autoridad a todos y a cada uno la única forma de vida, para protegerla de interpretaciones arbitrarias. Se necesita un juez de controversias entre tanta diversidad de sentimientos y opiniones contrarias. - ¿Cuándo hay que obedecerle? - Hay que obedecerle como al mismo Dios, siempre que no pequemos mortalmente al obedecerle.

Creo que todos conocemos perfectamente esa última frase, se encuentra constantemente en boca de todos, pero normalmente la mal interpretamos y suponemos que el Superior es una persona que hace lo que quiere, cuando quiere y como quiere, hay que estar muy atentos de no caer en la soberbia y olvidar lo que decía San Miguel, "Dios en su lugar y yo en el mío" o "Dios todo, yo nada".-

Ser Superior es a la vez una responsabilidad y una gracia, es una carga, pero que abrazada con amor y con Jesús, se convierte en el yugo ligero que el mismo nos prometió. Ser Superior es un llamado al servicio, a la entrega por los hermanos, al anonadamiento ante Dios, a ser el primero trabajando, el más humilde, el servidor de todos, siempre sumiso y dispuesto a todo lo que Dios quiera, como María.-

No puedo evitar pensar en el pequeño Miguel, el pastorcito que desde niño quiso tocar el cielo, el que no se cansaba de subir y bajar montañas para intentar estar más cerca de Dios; el mismo que soñaba con hacer su primera comunión y que amaba a Cristo con todas sus fuerzas; aquel que incluso peleó con un águila para defender a sus ovejas del peligro que las acechaba, sin pensar en él sino en su rebaño.-

Esa es la imagen que quiero seguir, ese es el superior que quiero ser, no el autoritario que a veces suponemos (y suponemos mal) cuyas órdenes y caprichos se cumplen sin dudar, sino el pequeño que quiere estar cerca de Dios para poder verlo, sentirlo, escucharlo, seguirlo y cumplir su voluntad, incansable, poniendo todas mis fuerzas en la subida y reponiéndolas solo para subir a la siguiente montaña, a una más alta y que me acerque más a Dios.-
Quiero ser otro enamorado de Cristo, adorador constante de nuestro Señor, quiero ser custodio de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y vivir en la tierra mediante la Eucaristía, como dice un sacerdote muy querido, "la Antesala del Cielo" .-

Por último, quiero ser un pastorcito, conociendo a mis ovejas y llamando a cada una por su nombre, anteponiendo su bienestar espiritual y su salvación antes que cualquier interés mío, dispuesto a dar la vida por ellas, y a dejarlo todo por ir en busca de una sola que se encuentre perdida. Quiero ser, como pide el Papa Francisco un pastor con olor a oveja.- 

Y, ya no nos sorprende, pero.. ¡que sabio es el Señor! me ha regalado compañeros ideales para cumplir esta misión, un verdadero Campamento Volante, dispuesto a partir ante la primera insinuación de su Superior. Me ha regalado dos Consejeros y a los Encargados de Comisiones, completamente entregados y dispuestos, con los mismos ideales y sueños que mencione, otros pequeños pastorcitos enamorados de Cristo, que compartirán el trabajo y las responsabilidades y estarán en la primera línea del servicio a los demás durante estos dos años que Dios nos confía.-

Pero ojo, ¿de qué servirían los pastores sin las ovejas? F.V.D. se fundamenta en sus miembros, pero los mismos no son islas, la vida Cristiana se vive en comunidad y con Cristo en el centro en todo momento. Sin comunidades no hay F.V.D., por eso les exhorto a poner el máximo empeño en su formación intelectual y espiritual, personal y comunitaria, frecuenten los sacramentos, visiten al Santísimo, hagan apostolado y convivencia, oración constante e incluso ayuno, a fin de seguir cumpliendo, para mayor Gloria de Dios, nuestros objetivos fundacionales: 1) Conocer, Vivenciar y Difundir el Carisma Betharramita, 2) Colaborar con la Pastoral Betharramita y por último 3) Alentar las vocaciones a la Vida Religiosa o Sacerdotal, en especial para Betharram y hacer así, realidad un deseo de San Miguel, que "a través de prolongadas lecturas y meditaciones, hagamos de nuestros corazones la biblioteca de Cristo", pero no para encerrarnos en nosotros mismos sino para salir al encuentro de los más necesitados, de los olvidados, buscando compartir con todos la dicha de haber conocido a Cristo, cumpliendo esas tareas que nadie más quiere, y hacer de F.V.D. un verdadero hospital de almas, porque F.V.D. no es solo para los sanos, sino que estamos llamados a sanarnos y a sanar a todos los que podamos.-

Por último, quisiera compartirles dos anhelos muy personales, y que será Dios quien se encargará de cumplirlos en el tiempo y forma que él designe. Solo él sabe si se harán realidad durante este período, pero debemos, al menos empezar el trabajo. Hemos vencido, a lo largo de los años, numerosas dificultades conocidas por todos y superado incontables penurias que solo quienes las vivieron las conocen en verdad; nos hemos aventurado, confiando en la providencia y alcanzado grandes sueños que hoy en día dan sus frutos. Enumerar todo esto que hemos pasado sería imposible.-

Hoy en día veo dos estrellas nuevas en el firmamento, que esperan ser alcanzadas por el Grupo F.V.D., a su debido tiempo. En primer lugar, una pastoral familiar, la familia es el centro de la sociedad y es el sector más atacado actualmente, todos provenimos de una familia, contamos con numerosos noviazgos dentro de F.V.D. que aspiran llegar a un matrimonio santo, e incluso en los últimos años, fuimos bendecidos con varios matrimonios de miembros del Grupo, pronto llegarán los hijos a quienes esperamos con los brazos abiertos y que traerán nuevos vientos a F.V.D., debemos empezar a preparar esa pastoral familiar. En segundo lugar, nuestra "gran deuda" con la Congregación, nuestro tercer objetivo fundacional, vocaciones, para Betharram. Es cierto que el llamado es personal y que Dios lo hace cuando él lo desea, pero debemos proponernos realmente como Grupo descubrir esas vocaciones, alentarlas, acompañarlas, cimentarlas y pedir a Dios que den frutos, tantos las que se están gestando, como las que ya han sido descubiertas y las que ya han llegado al Sacerdocio.- 

Quiero terminar con las mismas palabras que lo hice el día en que ustedes me confiaron este hermoso servicio. "No he venido a ser servido, sino a servir", sáquenme el Jugo, exíjanme, denme trabajo, pídanme lo que necesiten, pero también, ayúdenme, aconséjenme, caminen conmigo  y especialmente "recen por mi".-

Muchas Gracias. ECCE VENIO.-



Rodolfo Sánchez
Superior del Grupo FVD


Instantánea de los asistentes al traspaso de mando 
El Nuevo Consejo para el periodo 2016 - 2017: Consejera 1a. Lilian Codas de Santacruz (izq.), Superior Rodolfo Sánchez (cen.), Consejero 2o. Diego Sosa (der.)

El Nuevo Consejo junto a los Padres Gustavo Agín (izq.) y Raul Villalba (der.) y los nuevos Encargados de Comisiones

Rodolfo y Bernard, respectivamente Superior entrante y Superior saliente, quienes además son hermanos de comunidad (Comunidad Pioneros).

El Consejo Saliente con los sacerdotes que acompañaron el evento. De izq. a der.:
P. Gustavo Agín, Bernard Balansa, Lucía Abente de Santacruz, André Balansa, P. Raul Villalba

No hay comentarios.:

Publicar un comentario